Sexualidad de los 0 a los 6 años

La sexualidad infantil tiene una serie de características que la hacen diferente de la de otras etapas de la vida. De hecho, es posible afirmar que las posteriores etapas encontrarán su base en la sexualidad de la infancia. El hecho de que se puedan establecer vínculos afectivos satisfactorios en este período seguramente servirá de referente para un desarrollo armónico en la edad adulta.

En esta etapa, los aspectos genitales no tienen especial importancia. Más bien, las expresiones de la sexualidad son un reflejo de las necesidades del propio desarrollo.

Durante el primer año de vida, la relación entre el bebé y los adultos más significativos tiene un efecto modelador de enorme importancia para el bebé. Hay autores que hablan de que la vinculación en el contacto, el apego y la separación van a constituir el núcleo de la personalidad y la sexualidad del sujeto. Sin embargo, esto no parece concluyente.

De los 2 a los 6 años encontramos la etapa en que ocurren una serie de cambios fundamentales −motores e intelectuales− para su desarrollo en general. Éstos tendrán un significado especial para el desarrollo sexual. La forma de gestionar el control de los esfínteres puede influir en el desarrollo de la sexualidad. Asimismo, el surgimiento de los celos y la resolución de los mismos van a permitir al pequeño o la pequeña a ver el mundo de las relaciones de forma menos egocéntrica. Puede aprender que compartir ayuda a sumar, más que a perder.

La curiosidad que siente en esta etapa incluye el ámbito sexual. De ahí que podamos hablar de curiosidad informativa con respecto al mundo que le rodea −tanto física como emocional y sexual−. Explora su propio cuerpo y las sensaciones que va percibiendo. Aquí deben evitarse los gestos de desaprobación, los silencios o la incomodidad. De lo contrario, éstos se convierten en mensajes negativos en la percepción del infante sobre su cuerpo.

Es evidente que el niño o la niña van a sentir curiosidad por el otro pequeño o pequeña y querrán investigar las diferencias físicas. Aparecen conductas de mirar o de exhibirse. Comienzan los juegos en los que imitan conductas de marcado carácter sexual −generalmente imitados del entorno que ellos observan−. En esta etapa comienzan incluso las actividades de autoexploración y autoestimulación. Todo esto puede generar angustia en los mayores, reprobándolo y juzgándolo. Es de especial importancia en esta etapa el proceso de identificación e imitación de modelos de conducta sexual −que comienza a definir las actitudes ante la sexualidad y los modos de relacionarse en los planos erótico y afectivo−.

¿Tienes recuerdos de esta etapa de tu vida? ¿Qué papel crees que juega la curiosidad en todo esto?

 

 

21514-espana-mexico_400px conSEXtido es una marca oficial sin fines de lucro. Operado para España y México. Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para conSEXtido® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso. 

Una respuesta para “Sexualidad de los 0 a los 6 años”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s