Máscaras sexuales

A la hora de ligar es habitual intentar presentar nuestro rostro más atractivo. Desde bien pequeños formamos un autoconcepto de nosotros mismos y creamos maneras de mostrarnos en público. Estas “máscaras” o formas de mostrarnos en diferentes contextos suelen tener coherencia entre sí, ya que tú eres el compendio de ellas.

De la misma manera, el “cómo” se es en el sexo, también es el resultado de la interrelación de estas facetas. Por eso, existe un problema cuando hay mucha diferencia entre quién eres y cómo te presentas.

Los estudios demuestran que, a la hora de ligar, preferimos que nos manden señales claras y abiertas, que no sutiles y atípicas. Puede que si funges el rol de pretendiente o prentendienta prefieras coquetear sutilmente para mantener la negabilidad o nuestro interés, pero nadie quiere perderse una buena sesión de sexo, ¿no? (1)

Por otra parte, una actitud amable suele resultar atractiva para la mayoría. Si hablamos de la vida cotidiana, obvio, que a todos nos gusta ser bien tratados. Pero en cuánto al sexo, los estudios demuestran que las personas amables se caracterizan por ser bondadosas, complacientes y cooperadoras (2).  ¿Y a quién no le gusta ser complacido en el dormitorio? A menos que te vaya el sado… O el sexo casual. En cuyo caso no importa mucho la amabilidad… Se ha observado que (particularmente entre las personas jóvenes) el sexo casual y una mayor actividad sexual están asociados a una baja conciencia y poca amabilidad.

Vale, un polvete rápido no está mal, no hace hacerse mimitos con todas tus parejas sexuales, pero sí debemos respetarlas. Por eso, necesitamos estar atentos con las personas que cambian su cariz radicalmente en la intimidad. Tener dos caras no es el mejor de los augurios, y convendría profundizar. Recordemos que un mal gesto lo podemos tener todos en un momento dado y que lo que importa es la constancia.

¿Y tú? ¿Eres consciente de tus máscaras de seducción? ¿Eres más de ser sutil e ingeniosa? ¿O te gusta ir al grano sin tapujos? ¿Te has sorprendido por el cambio brusco en la intimidad de alguna de tus parejas sexuales? ¿Crees que las máscaras son necesarias?

Fuentes:

  • White, J., Lorenz, H., Perilloux, C., & Lee, A. (2018). Creative casanovas: mating strategy predicts using—but not preferring—atypical flirting tactics. Evolutionary Psychological Science, 4(4), 443-455.
  • Allen, M. S., & Walter, E. E. (2018). Linking big five personality traits to sexuality and sexual health: A meta-analytic review. Psychological Bulletin, 144(10), 1081-1110. doi:http://dx.doi.org/10.1037/bul0000157

Autora: Lorena Pérez Moreno (Psicóloga y Sexóloga)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s