La fantasía en las relaciones sexuales

“Érase una vez una mente traviesa y muy curiosa… María está en la cola del cine junto a su pareja. De pronto se percata de la presencia de un chico. Ambos se miran de reojo. Entonces, se miran intensamente. La conexión es instantánea. No existe nadie más, tan sólo ellos dos. Por si fuera poco, le viene un intenso olor a One million (ya se me entiende). Discretamente se dirigen al baño. Ahí todo fluye rápidamente. Comienzan a besarse con pasión, como si no hubiera un mañana. Los jadeos son cada vez más intensos. Él le agarra los glúteos. Ella le desabrocha el pantalón…”. ¿Qué te parece? Tal vez un tanto “vainilla o light”, ¿quizá?

Probablemente nos resultaría casi imposible revelar en voz alta muchas de nuestras fantasías. Por citar algunos ejemplos, “montárnoslo con una compañera de clase”, “con el novio de una amiga”, o “con la chica que vemos todas las mañanas en el autobús”, hasta otras fantasías relacionadas con el BDSM – ser sometido o sometida–, incluso “crear una película estilo Disney” o “imaginar que eres una prostituta de lujo”. Sálvenos, Minerva: ¡Bendita creatividad! Las fantasías son positivas, aunque tengas pareja estable y le ames. ¿Y qué? Es más, pueden potenciar nuestra vida sexual y, por ende, nuestra relación de pareja. Quitémonos nuestro corset mental. Si nos pone, ¡adelante! Cabe mencionar que ante cualquier práctica sexual, especialmente dentro del BDSM, el consentimiento es fundamental.

¿Sabías que las fantasías son importantes durante el proceso de excitación sexual? De hecho, la fantasía de fusión durante el coito ayuda a que se produzca el orgasmo. Dejemos de lado el mito de que “es un error dar rienda suelta a nuestra imaginación durante el coito”, y las culpas judeocristianas. Evidentemente, esto no implica necesariamente que se ha de materializar dicho “sueño”. Es más, de ser así generalmente la gratificación podría ser baja porque en nuestra mente creamos una ilusión con unas expectativas “perfectas”, según lo que deseamos. Las fantasías, fantasías son y en muchos casos potencian nuestro placer cuando tenemos sexo, ya sea solos, solas o acompañadas.

Desde nuestra infancia nos han educado en la represión sexual. Aun, a día de hoy, sigue muy arraigada en nuestra sociedad la idea de que tenemos que comportarnos como personas “decentes”. ¿Dónde quedan nuestra libertad y nuestros deseos? Recuerda una cuestión, tu sexualidad es tuya y eres libre de elegir cómo y con quién o con quienes quieres vivirla. Para que te quede claro, si te gusta fantasear eres una persona como cualquier otra.

En definitiva, las fantasías nos ayudan a conocernos mejor e incluso si tenemos pareja es muy positivo poder compartirlas, evidentemente con cabeza y en su justa medida. Si, por ejemplo, te pone la novia de uno de tus mejores amigos, guarda el secreto para ti. Usa el sentido común. La sinceridad es vital en nuestras relaciones sociales y personales, pero es positivo que guardemos para nosotras y nosotros algunas cuestiones que pertenecen al ámbito de nuestra intimidad.

¿Sientes que te da corte hablar con tu pareja y compartirle lo que realmente te pone? Puedes comenzar con algo inofensivo, cuando te sientas preparada o preparado, claro. Déjate llevar y goza. Si por el contrario te sientes con la incapacidad de fantasear, te aconsejo que medites la posibilidad de acudir a un o una profesional de la sexología que te ayude a fluir más en ese aspecto.

¿Qué es lo que te pone? ¿Cómo serían tus fantasías sexuales? ¿Has hecho realidad alguna o algunas de ellas? ¿Cómo fue la experiencia? ¿Sientes confianza con tu pareja sexual para contarle lo que te gusta?

Autora: Vanesa Romero Ballester (Psicóloga y Sexóloga)

Fuentes bibliográficas:

  1. de Béjar, Sylvia. Tu Sexo es Tuyo. Editorial Booklet. España.

21514-espana-mexico_400px

 conSEXtido es una marca oficial sin fines de lucro. Operado para España y México. Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para conSEXtido® La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s